BUQUE BRITÁNICO ANTISUBMARINOS REGRESA A PUERTO TRAS DETECTARSE A BORDO UN BROTE DE COVID

La Armada del Reino Unido ha cancelado las operaciones de un buque de guerra al que ha ordenado regresar a puerto, mientras su tripulación tendrá que permanecer aislada durante el período navideño tras detectarse varios casos sospechosos de covid-19 a bordo.

Un portavoz de la Marina de guerra ha afirmado este jueves que el HMS Northumberland tuvo que regresar la víspera a la base naval de Devonport, cerca de Plymouth, en medio de una alarma epidemiológica.

«Tras una serie de casos de covid a bordo del HMS Northumberland, la tripulación está siguiendo las instrucciones y protocolos sanitarios para aislarse», dijo el vocero, precisando que la Armada «sigue cumpliendo con toas las tareas operativas para la Navidad, al igual que lo ha hecho durante toda esta pandemia».

La fragata tipo 23, dotada de sensores para localizar submarinos extranjeros, estaba encargada de proteger las aguas británicas durante el período festivo.

El mes pasado el HMS Northumberland escoltó al destructor ruso Vitseadmiral Kulakov, mientras navegaba rumbo al noroeste de las Hébridas Exteriores, Escocia. Este mes la Armada anunció que había monitoreado 9 embarcaciones rusas cerca de Reino Unido durante las dos semanas anteriores.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *