JUAREZ ENTRE LOS MUNICIPIOS CON MAS FEMINICIDIOS

Ciudad Juárez, Chihuahua destaca entre los municipios del país como el lugar donde más feminicidios se han registrado en el presente año, esto al reportar 19 casos, posición que ha tenido desde el mes de julio, según los datos publicados Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

De enero a noviembre de 2020 Juárez ha registrado un total de 19 feminicidios, lo que representa el 2.2 por ciento del total del país, los cuales se han cometido en el 17.21 por ciento de los municipios del país, es decir, en 424 de 2 mil 463.

Las estadísticas del SESNSP establecen que Juárez está en primer lugar por ese delito desde el mes de julio, empatado con Tijuana al reportar 14 casos, en el mes de agosto la cifra subió a 16 en ambas localidades.

Sin embargo, para el mes de septiembre Juárez tuvo otros dos feminicidios para llegar a 18 en el año, mientras que Tijuana llegó a 17; para octubre Juárez ya tenía 19 asesinatos de género contra mujeres, cantidad actual debido a que en noviembre no registró casos.

Mientras que las localidades de Tijuana, Baja California y Monterrey, Nuevo León le siguen a Juárez en cuanto a homicidio de mujeres por razón de género con 17 víctimas en cada municipio.

En este sentido los feminicidios ocurridos en Juárez dos fueron con arma de fuego, seis con arma blanca y los 11 restantes con otro tipo de elemento.

El SESNSP señala que de enero a noviembre del presente año el estado de Chihuahua está en noveno lugar nacional por feminicidios al registrar 30, los cuales se registraron 8 en la capital del estado, uno en Delicias, uno en Guerrero y uno en Jiménez, además de los reportados en Juárez.

Según el Código Penal del Estado comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por una razón de género, la cual existe cuando la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo; antes o después a la privación de la vida, a la víctima se le hayan infligido lesiones, mutilaciones o cualquier otro acto que atente contra la dignidad humana, o actos de necrofilia.

También cuando existan antecedentes o datos que establezcan que el activo ejerció sobre la víctima de forma anterior a la privación de la vida, violencia física, psicológica, económica, patrimonial o de cualquier tipo, ya sea en el ámbito familiar, laboral, comunitario, político, escolar o cualquier otro, independientemente de que exista denuncia o haya sido del conocimiento de alguna autoridad.

Se contempla cuando exista o haya existido entre el activo y la víctima parentesco por consanguinidad o afinidad o una relación sentimental, afectiva, laboral, docente, de confianza o alguna otra que evidencie desigualdad o abuso de poder entre el agresor y la víctima.

Asimismo si la víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida; el cuerpo de la víctima sea expuesto, arrojado, depositado o exhibido en un lugar público, o el sujeto activo haya obligado a la víctima a realizar una actividad o trabajo o haya ejercido sobre ella cualquier forma de explotación.

A quien cometa el delito de feminicidio se le impondrán de cuarenta a sesenta años de prisión, de quinientos a mil días multa y la reparación integral del daño. Además se aumentará de uno a veinte años la pena de prisión impuesta, si una servidora o servidor público, aprovechándose de su cargo, interviniere en cualquier etapa del hecho delictivo.

Además si fuere cometido por dos o más personas, fuere cometido en presencia de personas con quienes la víctima tuviere vínculo de parentesco por consanguinidad, afinidad, civil o una relación afectiva o sentimental de hecho, a sabiendas de esta relación.

También cuando la víctima fuere menor de edad o adulta mayor, de pueblos originarios; estuviere embarazada, sufriere discapacidad física, mental, intelectual o sensorial, o se encuentre en cualquier otra condición especial.

Cuando exista o haya existido entre el activo y la víctima una relación de parentesco por consanguinidad o afinidad, de matrimonio, concubinato, sociedad de convivencia, noviazgo, cualquier otra relación de hecho o amistad, laboral, docente, o cualquier otra que implique confianza, subordinación o superioridad.

Si la víctima, por cualquier medio, fue sometida a prácticas que alteraran su estructura corporal con menosprecio al cuerpo de la víctima; si la víctima se encontraba bajo el cuidado o responsabilidad del agente, utilizando los medios o circunstancias que su cargo o situación personal le proporcionen.

Asimismo cuando la víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida; el cuerpo de la víctima sea expuesto, depositado, arrojado o exhibido en circunstancias tales que pueda ser visto por otras personas; el cuerpo de la víctima sea enterrado u ocultado, o cuando la víctima se encuentre en estado de indefensión.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *