TRASLADAN A REOS DEL CEFERESO 9 A PENALES DE MICHOACAN Y GUANAJUATO

Un centenar de personas se presentaron la mañana de ayer en las instalaciones del Cefereso 9 para protestar, luego del anuncio del cierre oficial de la penitenciaria.

Todos buscaban información sobre sus familiares, luego del traslado de internos, que para las 9:30 horas había trascendido, derivado de la desincorporación oficial de esa penitenciaría del Sistema Penitenciario Federal.

Los parientes de reos comenzaron a concentrarse desde las 9:30 horas en la puerta principal del reclusorio en busca de respuestas.

Media hora después ya sumaban más de un centenar de personas que comenzaron a reclamar a los custodios de la penitenciaría federal, quienes también dijeron desconocer su suerte, luego del anuncio publicado en el Diario Oficial de la Federación ayer.

El desgaste físico se hizo presente en la mayoría de las personas reunidas, quienes hasta las 4:00 de la tarde permanecían esperando respuestas.

‘Se los llevaron…’

A las 10:30 unas 50 personas sobrepasaron en tumulto el primer filtro exigiendo información oficial del paradero de sus detenidos.

Un reducido grupo de custodios con trajes antimotines y escudos protectores, detuvieron el avance del contingente, presenció El Diario.

“Se llevaron a los (detenidos) de los módulos 1, 2 y 3 a Querétaro, Monterrey y Michoacán”, dijo Olga, una de las personas que se encontraba frente a la entrada del penal.

Indicó que no sabía si su familiar iba entre las personas trasladadas, ya que otros como ella aseguraron haber sostenido comunicación con sus detenidos vía telefónica por la mañana y les aseguraron que aún estaban en el Cefereso 9, dijo.

Al sitio arribaron a las 11:00 horas seis unidades de la Policía Federal para encausar a los manifestantes a mantenerse afuera de las instalaciones sobre la primera entrada, para lo cual no hubo resistencia.

“Queremos información de donde están nuestros detenidos”, continuaba el reclamo en el exterior.

Un enviado de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) identificado como “Rogelio”, les dijo a las personas reunidas en el penal que no contaba con la lista de los trasladados.

Hubo gritos tras la desesperación por no conseguir información y el grupo llegó a bloquear el paso de autobuses a las 15:20 horas, que supuestamente ingresarían al penal para acabar con el traslado del resto de los internos.

“Esto ya cerró; nos dicen que hasta mañana nos van a dar la información, pero mañana no habrá nadie aquí”, dijo Óscar B., quien acudió a conocer el paradero de su hermano, preso hace seis meses tras ser detenido con armas de fuego. Policías federales y custodios del Cefereso 9 con uniforme antimotines, persuadieron a los inconformes a dejar el acceso libre para la entrada de vehículos y el operativo continuaba al cierre de esta edición.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *