UNA ETÍOPE, EJEMPLO DE INTEGRACIÓN DE LOS INMIGRANTES EN ITALIA, FUE VIOLADA Y ASESINADA EN SU GRANJA

Agitu Ideo Gudeta, una inmigrante etíope de 42 años, fue asesinada en su granja de cabras cerca de la localidad italiana de Frassilongo (Trentino-Alto Adigio), informan medios locales.

Adams Suleimani, su empleado, de 32 años, procedente de Ghana, fue posteriormente detenido. Durante el interrogatorio, confesó haber abusado sexualmente de ella antes de matarla con un martillo en una disputa por un salario, que supuestamente no le había pagado. Se trata de «un acto de ira y humillación contra la mujer», concluyó Alfredo Carugno, el jefe de la Policía local.

Gudeta tuvo que abandonar Etiopía en el 2010 por temor a represalias de las autoridades por su participación en las protestas contra la decisión del Gobierno de autorizar el «acaparamiento» de tierras agrícolas a favor de las multinacionales. Al llegar a Italia, se estableció en la citada región y montó un negocio de producción de quesos de cabra en su granja, construida en un sitio abandonado y denominada ‘La Cabra Feliz’. Comenzando con solo 15 animales, tenía 180 ejemplares para el 2018. Se hizo famosa por su historia de éxito, a pesar de ser víctima de agresiones y amenazas xenófobas. «Creé mi espacio y pasé a ser conocida, y no hubo ningún obstáculo para mí», dijo en una entrevista a Reuters en el 2018.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *