«ME DIERON UN MUERTO QUE NO ERA»: UNA MUJER DE HONDURAS ENTIERRA A SU `ESPOSO´ Y ESTE APARECE VIVO CUATRO DÍAS DESPUÉS

Victoria Sarmiento, una ama de casa de la aldea El Carmen, en el municipio San Nicolás del departamento Copán, al oeste de Honduras, enterró el cadáver de otra persona creyendo que se trataba de su esposo.

Sarmiento, luego de varios días buscando a su pareja, Julio Enamorado Mejía, de 65 años, acudió el 30 de diciembre al Hospital de Occidente, en Santa Rosa de Copán. Al presentar la cédula de su esposo, le entregaron un cuerpo y le informaron que había fallecido por coronavirus, reseña La Prensa.

La mujer contrató los servicios funerarios para trasladarlo a su aldea, por el cual pagó 10.500 lempiras (unos 433 dólares), y procedió al entierro del cadáver.

Cuatro días después, Enamorado fue encontrado herido en un potrero en el municipio de Trinidad, vecino a San Nicolás. El hombre se había caído y permaneció sin poder levantarse durante varios días, sin comida ni bebida.

Luego del hallazgo, Sarmiento presentó la queja. «Me dieron un muerto que no era mi esposo […] me dieron un cuerpo desconocido, la Fiscalía y la abogada de la morgue tenían que revisarlo y examinarlo y ver si era él», dijo, al precisar que el cadáver que se llevó era de un hombre que había sido trasladado por paramédicos al nosocomio en estado grave, sin identificación, y que falleció al poco tiempo.

«Yo quisiera que me dieran algo de lo que he gastado«, reclamó la mujer.

«Reclamó el cuerpo»

Desde el hospital, su director, Juan Carlos Cardona, responsabilizó a Sarmiento por el error. «Aparece la esposa, que trae la cédula de identidad y lo reconoció, ella dijo que era su esposo, reclamó el cuerpo y se hizo el acta de defunción», dijo.

De acuerdo con los registros que tiene el hospital sobre el caso para las averiguaciones, según dijo Cardona, cuando la mujer llevó el cadáver a su aldea, otros familiares abrieron el féretro y, aunque corroboraron que no se trataba de Enamorado, lo enterraron.

«Lo lógico era traer de nuevo el cuerpo y que el Ministerio Público investigara la procedencia, pero después ellos llamaron y dijeron que sí era su familiar y que lo iban a enterrar», comentó.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *