CONFIRMAN MÁS DE RETRASOS EN OBRAS DEL ESTADO

Proyectos como los pasos elevados “Justicia para Chihuahua”, el centro de salud “Todos somos mexicanos” y la remodelación de la fachada principal del Centro Cultural Paso del Norte (CCPN) serán concluidos hasta finales de enero, según dio a conocer la Subsecretaría de Obras Públicas en esta frontera, confirmándose una serie de retrasos en cada uno de los trabajos.

De acuerdo con los calendarios marcados en los contratos entregados a las empresas constructoras, dichas labores debieron concluirse antes de 2020, sin embargo, los plazos no fueron cumplidos. 

Roberto Barraza, titular de la dependencia en la Zona Norte, explicó que los motivos por los cuales se ha aplazado la entrega oficial de las obras han sido variados, sin embargo, destacó la falta de materiales debido a la pandemia, así como las labores de “obra inducida”, es decir, adecuaciones previas que tuvieron que hacerse en los alrededores de la infraestructura antes de empezar a construir.

“Pese a las circunstancias hemos seguido trabajando en las obras, no pararon en todo el año pasado, sí hemos bajado el ritmo en algunos frentes porque hay menos gente, pero continuamos con todos los proyectos”, comentó.

El funcionario indicó que respecto a la construcción de los pasos elevados en el crucero de bulevar Francisco Villarreal Torres y Teófilo Borunda, hasta el momento se registra un avance general del 87% y 74% en cada uno de los puentes, por lo que se proyecta que éstos sean finalizados a finales de enero.

“Ésta será la siguiente infraestructura que entreguemos del corredor multimodal, en este momento se están realizando trabajos de pintura y este mes debe quedar listo; además se están haciendo labores de cableado para la iluminación y se solicitó la señalización y semaforización del lugar; también esta semana se cuela la rampa sur del cuerpo poniente, quedando pendiente el colado de las juntas”, comentó.

El plazo de ejecución del puente “Justicia para Chihuahua”, venció desde el pasado 24 de septiembre, según se especifica en los contratos que Gobierno del Estado entregó a las empresas Urbanissa S.A. de C.V. y Urbanizaciones y Construcciones BCH.

Según los contratos 144-OP-0001/20-DC/OBRA y 144-OP-0002/20-DC/OBRA, el puente tenía un plazo de ejecución de 240 días naturales, debiendo iniciar las obras el 29 de enero, cláusula que no fue cumplida, pues según el archivo periodístico, las obras iniciaron el pasado 29 de febrero del 2020, es decir, un mes después de lo establecido.

El cuerpo oriente es desarrollado por Urbanissa S.A. de C.V., a quien se le otorgó un contrato con un importe de 29 millones 563 mil 629 pesos, mientras que el lado poniente es realizado por Urbanizaciones y Construcciones BCH, a quien se le contrató por un monto de 30 millones 673 mil 517 pesos, según el portal de Transparencia de Gobierno del Estado.

Por su parte, el centro de salud “Todos somos mexicanos” permanece sin fecha oficial para la entrega del inmueble, pese a que las proyecciones de la subsecretaría eran que quedaría terminado a más tardar el 31 de diciembre, plazo que fue ampliado, pues de acuerdo con Barraza Ornelas, se espera que pueda entrar en funciones a partir de febrero.

La dependencia afirmó que la adecuación del inmueble, ubicado en la avenida Francisco Villa y Malecón, presenta hasta el momento un 97% de avance, mientras que se ha comenzado a instalar el mobiliario de lo que será el Centro de Atención Integral para Migrantes (CAIM), el cual funcionará en la planta alta del lugar.

“Aún se está en trabajos de pintura, la escalera ya funciona pero se están haciendo los últimos detalles, ya está hecho todo lo que son plafones, iluminación y las puertas, en este mes debe de entregarse, de hecho Coespo ya tiene algunos de los escritorios, y ya están funcionando las confecciones y baños, sólo nos queda ver lo del equipamiento del centro de salud para que esté en funcionamiento esperemos para el mes de febrero”, comentó.

Al respecto, Enrique Valenzuela, coordinador general del Consejo Estatal de Población (Coespo), explicó que aunque ya se inició con los primeros trabajos de reinstalación, aún faltan detalles para retomar la capacidad de atención con la que contaban anteriormente en el edificio.

Indicó que la función del CAIM será atender a la población en situación de movilidad, que van desde migrantes en tránsito o quienes buscan la protección internacional a través del asilo o refugio, así como repatriados mexicanos y desplazados.

Según el contrato No. 144-OP-0008/19-PI-SOPF/OBRA, entregado a las empresas constructoras Gema y MBZ, la obra debió terminarse el 31 de agosto del 2020, sin embargo, durante el desarrollo de los trabajos se ha presentado una serie de retrasos, a pesar de que el plazo de ejecución era de 300 días naturales.

El pasado 14 de octubre, la misma subsecretaría afirmó a través de un comunicado que se contemplaba que la obra quedaría terminada a finales del mes de noviembre, asegurando que avanzaban en “tiempo y forma”.

Casi un mes después, el 12 de noviembre, la dependencia afirmó que el inmueble sería concluido en diciembre, poniendo como fecha límite de entrega el 31 de diciembre del 2020, ya que la intención era que el centro de salud pudiera brindar atención a partir de enero del 2021.

La obra se realiza con una inversión de 91 millones de pesos, más 17 millones para el equipamiento, para un total de 108 millones de pesos, según información de la Subsecretaría.

Finalmente, la Subsecretaría de Obras Públicas informó que las remodelaciones a la fachada del CCPN presentan hasta el momento un avance del 98%, asegurando que dichos trabajos serán entregados antes del presente mes.

“Realmente lo que falta es la instalación de iluminación, la cual debe llegar la siguiente semana, lo cierto es que hemos tenido algunos problemas con el suministro, sin embargo, ya estamos haciendo las pruebas de color y luz, por lo que prácticamente ya está terminado”, comentó Barraza Ornelas.

Según información de la dependencia, la remodelación se realiza con una inversión de un millón 183 mil 218 pesos. Los trabajos están a cargo de VQ Construcciones y Mantenimiento S.A. de C.V., de acuerdo con el contrato 144-OP-0018/19-SOPF/OBRA.

En dicho documento se especifica un período de ejecución de 120 días naturales, iniciando el 26 de diciembre del 2019 para terminar el 23 de abril del 2020.

El archivo periodístico indicó que dichos trabajos habrían iniciado en febrero 2020, mientras que las según la Subsecretaría de Obras Públicas, la remodelación debió concluirse a mediados de junio de ese mismo año, sin embargo, la dependencia emitió un comunicado explicando que las obras habían sido detenidas mientras el semáforo de la pandemia estaba en rojo, por lo que la remodelación estaría terminada en dos semanas más.

Al llegar el mes de agosto, la remodelación de la fachada principal presentaba apenas un 55% de avance, extendiéndose la fecha de entrega para el mes de septiembre, plazo que tampoco fue cumplido.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *