IMCO: PRÓXIMO GOBIERNO CARECERÁ DE RECURSOS

De continuar el estado de Chihuahua con niveles de deuda que están ya “en observación”, el próximo gobierno contará con un bajo margen de maniobra debido a que, hasta septiembre pasado, los pasivos superaban los “ingresos de libre disposición”, o no etiquetados, y que son los que pueden usar las administraciones para sus prioridades.

Así lo planteó en entrevista Manuel Guadarrama, coordinador de investigación financiera del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), entrevistado con respecto a la proporción de 135.7 por ciento de pasivos sobre este tipo de recursos en Chihuahua, consignada en el último reporte del Sistema de Alertas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“En general (le espera), un bajo margen, un espacio fiscal bastante pequeño para lograr a cabo la implementación de su proyecto”, dijo el analista.

“La importancia de estos ingresos de libre disposición es que son precisamente los que hacen viables las políticas de cada administración, las prioridades que tenga… gastos de inversión, infraestructura, para compra de equipo, por ejemplo de insumos médicos, o a cualquier otro tipo de ayudas sociales… y esto es realmente lo que apalanca el proyecto de cada administración”, agregó.

Aun sin el crédito de mil 898 millones de pesos que no alcanzó ayer votación suficiente en el Congreso, la deuda del estado de Chihuahua es la tercera más alta de la república en el conteo que lleva la SHCP, que la estimaba hasta el tercer trimestre de 2020 en 50 mil 720 millones de pesos, frente a ingresos libres por 37 mil 369 millones.

De acuerdo con la metodología de SHCP, para que el volumen de los pasivos públicos puedan considerarse “sostenibles” o en luz verde, deben ubicarse por debajo de estos ingresos libres.

Por separado, el más reciente Informe Analítico sobre Deuda difundido por el Gobierno del Estado en su página de transparencia fiscal permite estimar que, hasta septiembre de 2020, los diferentes renglones que carga Chihuahua sumaban 58 mil 210.5 millones de pesos.

Y, adicionalmente, el registro oficial de los Resultados del Proceso Competitivo para Financiamientos –también difundidos en la página de transparencia fiscal– indica que, en el cuarto trimestre de 2020, se solicitaron otros mil 200 millones de pesos en créditos de corto plazo, por lo que, de no haberse reducido el saldo de septiembre, los empréstitos se colocarían por encima de los 59 mil millones de pesos en los registros del estado.

‘Crisis de flujo de efectivo’

Al explicar ayer su rechazo a un nuevo crédito de mil 898 millones, el coordinador de la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso local, Miguel Colunga, señaló que los pasivos de corto plazo se han utilizado para “parchar” los paquetes económicos deficitarios aprobados a la actual administración. 

“Hemos estado insistiendo en que la política financiera del Ejecutivo llevaría al estado a una situación insostenible en sus finanzas; año con año este Congreso ha autorizado paquetes económicos deficitarios, situación que, como señalamos, repercutirá en una crisis de flujo de efectivo que el Ejecutivo ha tratado de parchar con el abuso de la toma de créditos a corto plazo”, dijo Colunga en la sesión.

“El tiempo nos alcanzó y hoy nos encontramos en la situación de tener que aprobar una nueva hipoteca… reduce aún más los ingresos disponibles con los que contará el estado; ustedes condicionan por 20 años, es decir, más de tres administraciones, importantes recursos que podrían ser usados para el bienestar de los chihuahuenses”, agregó el legislador.

Por separado, Guadarrama explicó que los ingresos de libre disposición son adicionales a otras transferencias con las que cuenta cada entidad y que garantizan otros pagos, pero que el nivel de observación que presenta Chihuahua –de mantenerse– reduce a cinco por ciento el “techo” de futuros financiamientos.

“Habría que esperar en abril de este año para tener la cuenta pública del año pasado”, dijo el analista de IMCO. “Sin embargo, en el caso de Chihuahua, actualmente ya aparece en observación, porque en dos de los tres indicadores ya está fuera de los parámetros normales que se considera como un buen manejo de la deuda pública”, agregó.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *