POR FALTA DE AGUA, NO SE SEMBRARÁN CIENTOS DE HECTÁREAS EN LA REGIÓN SUR

Maíz forrajero, chile y cebolla, serán los cultivos principales para el ciclo agrícola de este año en el distrito de Jiménez, tras la disminución de la superficie de siembra por la falta del vital líquido. Se busca eficientar recursos para obtener la mayor producción posible por hectárea.

El próximo mes de marzo arranca el ciclo agrícola de primavera-verano de este año, por lo que el jefe de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), en el Distrito de Jiménez, Roberto Arturo Baca Perea, dio a conocer cuáles serán los cultivos que habrán de trabajarse en este periodo.

En este sentido, el entrevistado resaltó que el principal será el maíz para forraje, para el cual se destinarán un total de dos mil 500 hectáreas. Asimismo el chile jalapeño, del que se sembrarán mil 200 hectáreas, es decir, 400 hectáreas menos que el año pasado.

Asimismo, se le apostará al cultivo de la cebolla, de la cual también se sembrarán cien hectáreas menos que en el 2020, proyectando una superficie de 400 hectáreas para este 2021. A ello le siguen otros cultivos en menor cantidad, como la avena forrajera y el sorgo.

Señaló que la disminución en la superficie de siembra se debe principalmente a la disponibilidad del recurso hídrico, y aunque en su mayoría el riego en esta región es por bombeo, existen más cultivos como la nuez y la alfalfa, los cuales cuentan con 14 mil 500 y siete mil hectáreas, respectivamente.

Precisó que ante la disminución de la superficie de siembra, se busca eficientar los recursos a fin de obtener la mayor producción posible por cada hectárea de cultivo, aunado al pronóstico de que este año las hortalizas habrán de alcanzar buenos precios debido a la oferta menor que se derivará de la reducción de hectáreas.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *