JOVEN DE 19 AÑOS SE HIZO PASAR POR MÉDICO EN ARGENTINA Y ATENDIÓ A PACIENTES DE COVID-19

Hace una semana se presentó, ante la Fiscalía de la localidad argentina de Río Cuarto, una denuncia por mala praxis médica contra el joven de 19 años Ignacio Nicolás Martín, que se había hecho pasar por médico utilizando la matrícula profesional de una doctora y estuvo a punto de ser contratado en el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), entidad encargada de la estrategia sanitaria contra el covid-19 en la provincia de Córdoba.

Esta denuncia se interpuso tras la muerte por coronavirus de un varón de 29 años al que este falso médico acudió a tratar a domicilio, y se suma a otras dos anteriores con fecha de diciembre, formuladas por el Consejo de Médicos y por el Ministerio de Salud, por ejercicio ilegal de la medicina y falsificación de instrumentos públicos.

El joven, en cuya documentación falsa constaba que tenía 24 años, fue detenido en casa de sus padres pocos días después, y desde el martes 9 de febrero se encuentra preso en la Unidad Penitenciaria n° 6 de Río Cuarto.

El abogado de la familia que ha presentado la reciente denuncia por mala praxis no tiene dudas de que su participación negligente en la atención al enfermo fue determinante en su fallecimiento, ocurrido el pasado 13 de noviembre. 

Falsificador con antecedentes

«Nadie podía creer lo que estaba pasando, él se incorporó como voluntario y después vino con un carnet de médico, con sello y todo», explicó al diario La Voz, a finales de enero, el doctor Diego Almada, del COE, que accedió a incluir al falso médico en su equipo sin sospechar el engaño. 

Por su parte, el coordinador del centro sanitario, Juan Ledesma, explicó que el joven impostor, mientras formó parte del cuerpo de voluntarios, «estuvo haciendo tareas de hisopado, de carga de datos, de seguimiento de pacientes desde el punto de vista administrativo», y que debido a su buen desempeño en estas tareas «se le solicitó poder tener un contrato». 

Fue entonces, durante la tramitación administrativa de este contrato, cuando se desveló la trama urdida por el joven, al que hasta entonces habrían permitido cubrir guardias y recetar medicamentos, según aclara el diario local El Puntal. Este y otros medios argentinos destacan que las denuncias de los organismos oficiales se llevaron a cabo sin dar cuenta a la opinión pública, por lo que escándalo tardaría semanas en trascender. 

Por su parte, la doctora titular de la matrícula usurpada por el joven falsificador, que se enteró inicialmente de lo ocurrido a través de los medios de comunicación, ya habría hecho los trámites necesarios para no verse perjudicada por las acciones del detenido.

La investigación policial ha arrojado ciertos antecedentes en el historial de Ignacio Nicolás Martín, que ya en 2019 se había hecho pasar por inspector de la municipalidad de Córdoba, según reporta La Nación. El mismo diario asegura que en el momento de la detención, la policía encontró en el domicilio del joven un maletín de médico, un bolso del COE, batas y una planta de marihuana.

 
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *