HABITANTES DE LA PAZ SE NIEGAN A VIVIR BAJO UNA NUBE TÓXICA

A provechando la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Baja California Sur, organizaciones de la sociedad civil hicieron un llamado para cambiar la decisión de mantener el estado en un régimen de generación de luz con combustóleo hasta 2026, dadas las repercusiones económicas, ambientales y de salud en la población de La Paz.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), Cómo Vamos La Paz y el Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental (Cerca), entre otras, señalaron que en información obtenida a través de transparencia, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), asegura ​que no existen requerimientos para la interconexión de Centrales Eléctricas renovables en el Sistema Eléctrico de Baja California Sur.

Además establece que cuando las condiciones sean favorables se volverán a recibir este tipo de solicitudes, sin mencionar alguna fecha aproximada.

“Esta decisión deja fuera a los habitantes de Baja California Sur de gozar de los beneficios de la generación distribuida, entre ellos disminuir el monto de su facturación” advirtió Jaqueline Valenzuela, directora de Cerca.

Por otra parte, Lucía Frausto, directora de Cómo Vamos La Paz dijo que es preocupante que la inversión en infraestructura presente y futura está centrada en generación fósil, contaminante y cara, lo que aleja al estado de contar con un sistema eléctrico diversificado y resiliente, que aproveche los recursos locales y, sobre todo, que promueva la salud de la población y de los ecosistemas de la región.

De acuerdo con las Ong’s, Baja California Sur genera energía con unidades obsoletas, deterioradas y con falta de mantenimiento, lo que ocasiona un impacto negativo al medio ambiente. Tan sólo en los últimos meses se presentaron incidentes en dos centrales de generación de electricidad que hay en el estado.

Adicionalmente, las concentraciones registradas en la red de monitoreo durante el 2020, muestran 120 días contaminados en La Paz, donde se superan las Normas Oficiales Mexicanas principalmente en Dióxido de Nitrógeno (NO2) y Dióxido de Azufre (SO2).

“Está claro que el sistema eléctrico basado en proyectos fósiles centralizados no ha sido efectivo en lograr que más personas puedan disponer de la energía sin sufrir pérdidas en el medio ambiente, la economía y la salud. Con este tipo de sistemas, México mantiene a la baja las expectativas de cumplimiento de sus compromisos internacionales”, indicó Mario Sánchez, director regional Noroeste de Cemda.

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *