PFIZER NO ACEPTARÁ LAS CONDICIONES DE BOLSONARO PARA LA COMERCIALIZACIÓN DE SUS VACUNAS CONTRA EL COVID-19 EN BRASIL

La farmacéutica Pfizer informó a senadores brasileños que no aceptará las condiciones impuestas por el presidente Jair Bolsonaro, en medio del proceso de negociación para comprar las vacunas contra el covid-19 y aplicarlas en el país suramericano. 

Durante una reunión con el presidente de la cámara alta, Rodrigo Pacheco, y con el senador Randolfe Rodrigues, ejecutivos de la farmacéutica informaron que no aceptarán las condiciones del Gobierno de Jair Bolsonaro de tomar la responsabilidad de posibles demandas judiciales en caso de que el fármaco presente efectos adversos durante su aplicación, según informó Folha de Sao Paulo. 

En este sentido, Pfizer busca que cualquier disputa con el Gobierno brasileño sea resuelta en una Cámara de Arbitraje de Nueva YorkEE.UU.

Desde el pasado 17 de diciembre, Bolsonaro criticó la postura de Pfizer de no asumir la responsabilidad en posibles efectos secundarios derivados de su fármaco. 

«La Pfizer está muy claro en el contrato: ‘Nosotros [la empresa] no nos responsabilizamos por cualquier efecto colateral’. Si te conviertes en un yacaré [caimán], es tu problema. Si te conviertes en superhombre, si le nace barba a una mujer o un hombre empieza a hablar fino, no tienen nada que ver», ironizó el jefe de Estado. 

El 6 de febrero, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil informó que Pfizer había solicitado el registro definitivo de su vacuna contra el covid-19. De esta manera, la farmacéutica esperaba obtener la ‘luz verde’ para comenzar a comercializar, distribuir y utilizar el fármaco en Brasil.  

 

Como parte del proceso regulatorio, un equipo técnico de Anvisa certificó el 18 de febrero a tres empresas involucradas en el proceso de fabricación de la vacuna de Pfizer. 

«Negociaciones estancadas»

Pese a que la agencia sanitaria de Brasil se encuentra analizando la vacuna de Pfizer para una eventual aprobación en el país suramericano, la negativa del Gobierno de Bolsonaro de aceptar los términos impuestos por la farmacéutica estadounidense para la comercialización de la vacuna ha paralizado la negociación. 

Al respecto, el Ministerio de Salud de Brasil pidió asesoría al Poder Ejecutivo sobre «cómo proceder para resolver los estancamientos» en las negociaciones para la adquisición de las vacunas de Pfizer y de Janssen, filial de la farmacéutica Johnson & Johnson.

En un comunicado de prensa publicado el domingo 21, la dependencia brasileña acusó que las negociaciones se encontraban estancadas «por falta de flexibilidad de las empresas».

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *