BIDEN REVIERTE EXAMEN DE CIUDADANIA

El presidente Joe Biden revirtió ayer los cambios realizados por el ex presidente Donald Trump a la prueba de naturalización, que entró en vigor el 1 de diciembre del 2020, informó el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS).

El nuevo cambio será implementado a partir del 1 de marzo.

El anuncio causó beneplácito y confianza entre la comunidad inmigrante de esta localidad que se había desanimado para hacer el examen, el cual fue elaborado bajo un formato complicado y más extenso en comparación al antiguo que se utilizaba desde el año 2008.

“Estoy feliz porque creo que ahora sí me animaré a hacer el examen”, dijo María Aguirre, quien ya había desistido y tomado la decisión de programarlo hasta que cumpliera 60 años para contestarlo en español.

Y es que al igual que ella, miles de residentes legales que cumplen con los requisitos para realizar la prueba cívica habían adoptado el mismo pensamiento.

El 1 de diciembre de 2020, USCIS implementó una prueba de educación cívica de naturalización revisada (Prueba de Educación Cívica de 2020) como parte de un proceso de revisión y actualización de la prueba decenal.

No obstante, la misma agencia federal determinó que el proceso de desarrollo de la Prueba de Educación Cívica de 2020, el contenido, los procedimientos de prueba y el calendario de implementación pueden crear inadvertidamente barreras potenciales para el proceso de naturalización.

A pesar de ello la política antiinmigrante adoptada por Trump durante su gobierno se impuso y fue puesta en operación a pesar de la avalancha de críticas de las diferentes organizaciones pro defensa de los migrantes y representantes demócratas.  

A casi tres meses de su implementación el Departamento de Seguridad Nacional dijo a través de un comunicado de prensa que se volverá a utilizar la versión 2008 de la parte de conocimiento cívico del examen, el cual incluye preguntas básicas sobre la historia estadounidense y sobre la estructura de Gobierno.

“Esta acción es consistente con el marco de la Orden Ejecutiva sobre Restaurar la Fe en Nuestros Sistemas de Inmigración Legal, que dirige una revisión integral del proceso de naturalización para eliminar barreras y hacer que el proceso sea más accesible para todas las personas elegibles”, dio a conocer USCIS.

En su argumento, USCIS señaló que “el examen de educación cívica de 2008 fue desarrollado cuidadosamente durante un período de varios años con la contribución de más de 150 organizaciones, que incluyeron expertos en inglés como segundo idioma, educadores e historiadores, y fue puesto a prueba antes de su implementación”. La agencia añadió que el objetivo es hacer el proceso “lo más accesible posible”.

Se dijo que esta versión se le administrará a todos aquellos solicitantes que enviaron sus documentos de naturalización antes del 1 de diciembre del 2020, y a todos aquellos que envíen sus solicitudes a partir del 1 de marzo del 2021.

“Se ve la voluntad de querer sumar y no de enfrentar a la comunidad inmigrante”, dijo Raúl García, residente de la zona Este de la ciudad.

“Fue hecha para que no la pasaran. Esa era la idea de Trump porque de 100 preguntas que tenían que estudiar la subió a 128 y de ésas tenían que contestar 12 de las 20 que te haría el oficial”, dijo el originario de Zacatecas, tras celebrar la reintegración del anterior examen.

De acuerdo al comunicado de prensa, en caso de que los solicitantes hayan enviado sus documentos fuera de las fechas indicadas, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos les dará la opción de tomar la versión de la prueba del 2008 o la versión del 2020, si es que sus entrevistas para la naturalización están pautadas para antes del 19 de abril del 2021.

Si las entrevistas de naturalización están pautadas para el 19 de abril del 2021 o para más adelante, entonces recibirán la versión del 2008 de la prueba sin importar cuándo hayan enviado sus solicitudes.

Desde el anuncio de la iniciativa del cambio de prueba de naturalización impulsada por el anterior Gobierno, los críticos de la propuesta de Trump señalaban que la misma presuntamente contenía sesgos conservadores, al centrarse en documentos históricos como los papeles federalistas y reducir preguntas sobre el movimiento de derechos civiles y el sufragio femenino.

El examen se aplica a quien busca la ciudadanía de Estados Unidos a través de la naturalización, “y es uno de los requisitos legales” para conseguirlo, indica el comunicado.

La agencia aclaró que en el período de transición se ofrecerán ambos exámenes y que el examen de 2020 se eliminará definitivamente para el 19 de abril de 2021 para quienes hagan el examen por primera vez. 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *