PELIGRAN JUBILACIONES POR DEUDA A PENSIONES: ALBERTO HERRERA

La Universidad Autónoma de Chihuahua debe 516 millones de pesos por concepto de diferencial de servicio médico a Pensiones Civiles del Estado y 144 millones de pesos en el fondo de cuentas individuales de sus trabajadores, por lo que seguirán perdiendo el rendimiento que debería redituarles a la hora de su jubilación. A la hora que alguno de ellos quiera retirarse puede toparse con la sorpresa de que no habrá recursos. Es el mayor deudor.

Los organismos que adeudan a Pensiones Civiles del Estado afectan a sus derechohabientes, pues están en riesgo de volver a la suspensión del servicio y proveeduría de insumos y medicamentos para padecimientos críticos. El 15 de marzo vence el plazo para pagar 540 millones de pesos.

LA LEY RESPALDA LAS CUOTAS DE PCE

En entrevista para El Heraldo de Chihuahua, el contador Alberto José Herrera González detalló que cada cuota que Pensiones Civiles del Estado cobra se cuenta con un respaldo jurídico, en lo que se refiere al servicio médico en el artículo 33 del reglamento de Pensiones Civiles del Estado se establece qué y cómo se debe pagar.

La Universidad Autónoma de Chihuahua es el mayor deudor de Pensiones Civiles del Estado.

“Nadie puede sentirse engañado, nadie puede argumentar la ignorancia de la norma porque este reglamento tiene vigencia de muchos años y es el sustento legal”, señaló el director de PCE, quien agregó que la respuesta para todos los deudores que aducen que no tienen recursos para pagar el servicio médico es que situación y la posición de su tesorería es un asunto que le es ajeno pensiones es un problema de la institución que contrata todos los servicios y no puede pagar por ellos.

La Ley de Pensiones Civiles del Estado establece con toda claridad las obligaciones de los organismos y entidades que han resuelto afiliarse, además se cuenta con un reglamento y se firma un convenio que se traduce en un acuerdo de voluntades. A la fecha los 70 convenios están vigentes.

En dichos convenios se especifican las obligaciones principales, entre ellas las cuotas de aportación y retención de los trabajadores y patrones, así como el concepto de diferencial médico, los tres contenidos en el artículo 33 del reglamento del Servicio Médico.

 

En el caso de la Universidad Autónoma de Chihuahua el último convenio referente con la operación del fondo de pensiones lo suscribieron el entonces rector Jesús Enrique Seáñez; el director de PCE, Marcelo González Tachiquín, e incluso el gobernador César Horacio Duarte Jáquez, documento que puede revisarse en la página de transparencia de la institución.

A lo largo de estos meses hay varios organismos afiliados que han hecho un esfuerzo por ser un aportante responsable, incluso han pagado la deuda heredada, pues el convenio no es entre personas, sino instituciones. Estos concentran el 9 por ciento de la deuda.

La Secretaría de Hacienda hace unas semanas logró pagar la deuda del servicio médico al 31 de diciembre de 2020, sólo queda pendiente la deuda de los servicios que se otorgaron en diciembre pero que se facturan en enero, el compromiso es que para la tercera semana de marzo pagarán los 157 mdp.

Otro de los adeudos se refiere al Poder Judicial y Legislativo, que tiene que ver con los adeudos que la Secretaría de Hacienda de Gobierno del Estado mantiene con ellos. Esta deuda es de aproximadamente 90 millones de pesos. Para el ejercicio 2021 ya los poderes tienen presupuesto autorizado para pagarle a PCE, pero hace falta que la SH les entregue los recursos.

Las juntas municipales de Agua y Saneamiento de Parral, Delicias y Chihuahua deben en su conjunto 300 millones de pesos. El mayor pretexto para no pagar es que la deuda fue heredada y no contraída por los actuales operadores.

El más importante deudor del servicio médico es la Universidad Autónoma de Chihuahua

EN RIESGO LOS FONDOS DE PENSIONES

La deuda de la universidad por el servicio médico vale 516 millones de pesos, deuda que no se ha pagado y efectivamente sigue creciendo.

En reiteradas ocasiones, la última el 24 de febrero, el rector Luis Alberto Fierro Ramírez ha mencionado que dicha reforma le resultó en extremo gravoso a la Universidad Autónoma de Chihuahua, y por ello no ha podido pagar la deuda del servicio médico, sin embargo la reforma no contempló modificación a las cuotas del servicio médico, sólo a las aportaciones y retenciones del fondo de pensiones, con el cual tampoco se está cumpliendo.

Incluso señaló que la deuda seguirá creciendo mientras no se modifique la ley.

La tan mencionada reforma a la Ley de PCE entró en vigor el 1 de enero de 2014, ésta tiene cambios importantes a favor de los trabajadores. Se establecieron nuevas cuotas para los trabajadores y hasta el momento no existe alguna queja por este concepto.

 

Varios de los entes afiliados a PCE cuentan con dos grupos de trabajadores, los que ingresaron antes del 2014 y los nuevos a partir del 2014, estos últimos deben pagar su cuota, que por cierto es mayor a quienes estaban en el régimen anterior, y el patrón otra.

En el nuevo régimen se le llaman Cuentas Individuales, es decir, una persona se va a jubilar con el valor que aporta al fondo, la aportación que hace el patrón y un rendimiento que se calcula como el mínimo la inflación más 2 puntos.

Muchos de los entes afiliados están incumpliendo con el pago de esta obligación, por lo que el día que un trabajador quiera ejercer el derecho a su jubilación se podría llevar la sorpresa de que no hay dinero. No sólo violan la ley, sino que ponen en riesgo el futuro de muchas personas.

Al incumplir con las retenciones y las aportaciones al fondo de los trabajadores, no existe rendimiento.

 

EN NÚMEROS ROJOS

Al 28 de febrero se logró cumplir con el cien por ciento del compromiso con los hospitales y se rescató el caso de 8 de los 14 proveedores que tenían el servicio suspendido, sin embargo en marzo se debe pagar la deuda de noviembre, diciembre y enero, tres meses ya vencidos.

Existe un compromiso con los hospitales de pagar en marzo el adeudo y ya no hay prórroga. En la misma circunstancias se encuentran los adeudos con proveedores por el orden de 450 mdp, todos vencidos al 31 de enero de 2021, con lo cual podría suspenderse el pedido de medicamentos para tratamientos y padecimientos críticos.

Ante el panorama se requiere que los deudos paguen a fin de que no se vuelvan a suspender los servicios hospitalarios, medicamentos y estudios.

La deuda por concepto de servicio médico de la UACh es por el orden de 516 millones de pesos, la cual se ha incrementado desde el 2017. La Secretaría de Hacienda son 157 mdp; el Tribunal Superior de Justicia debe 47 mdp, la JMAS de Parral debe 36 mdp y la JMAS de Delicias 27 mdp, ello de acuerdo a las cifras registradas en la página de transparencia al 31 de enero de 2021.

 

El adeudo al nuevo régimen de pensiones por concepto de aportaciones al fondo de cuentas individuales la UACh registra 144 mdp, JMAS de Parral 5 mdp y JMAS de Delicias 1.5 mdp.

Es necesario que la UACh pague lo del decreto que pronunció el Congreso del Estado y abone realmente a la deuda del servicio médico de años anteriores.

Hay que destacar que la operación del servicio médico vale 120 mdp mensuales sin pacientes Covid, además de que los meses de marzo, abril y mayo vuelven a ser cruciales debido a que se disparan padecimientos respiratorios.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *