EL 50% DE PRUEBAS PCR COVID-19 SE REALIZAN EN LABORATORIOS PRIVADOS

El 50% de las pruebas PCR que se han practicado en el estado desde el inicio de la pandemia se hacen a través de laboratorios privados, de acuerdo con la información diaria que emite la Secretaría de Salud del Estado.

La suma de las muestras del Laboratorio Estatal, del IMSS y de Laboratorios Particulares asciende a 102 mil 475, y de éstas, 51 mil 488 corresponden a laboratorios privados.

Además, 36 mil 850 al Laboratorio Estatal y 14 mil 137 en laboratorios del IMSS.

Según información de la Secretaría de Salud, en las últimas 24 horas se tomaron 25 muestras en el Laboratorio Estatal, 121 en laboratorios del IMSS y 91 en laboratorios privados.

En un recorrido por laboratorios de la ciudad, se pudo ver que varias personas acuden a solicitar la prueba, todas bajo prescripción médica, ya sea a través de las empresas en que laboran o por cuenta propia.

Durante el recorrido se pudo observar que hay quienes optan por las llamadas “pruebas rápidas”, por la inmediatez que representa este tipo de muestreo.

Daniel Paredes, propietario de farmacia en la colonia Obrera, señaló que se tuvo un repunte de venta de pruebas rápidas en las últimas dos semanas, lo que atribuyó a los casos que se vienen presentando en la ciudad.

Añadió que muchas personas acuden sin tener conocimiento de cómo debe practicarse la prueba rápida, que es ofertada en las farmacias. “Casi todas las que compran son mujeres, tienen miedo de estar contagiadas, pero también prefieren saberlo. Muchas dicen que por el contacto con otras personas en los camiones, otras porque tienen síntomas y quieren saber si se enfermaron”, explicó.

Pese a esto, la prueba rápida sólo sugiere que la persona se encuentra en etapa temprana de la enfermedad. La prueba es particularmente fácil de realizar mediante un “pinchazo” para extraer algo de sangre, y las distintas marcas ofrecen un alto nivel de precisión.

Sin embargo, el sector salud no recomienda practicarla, pues la persona puede obtener información temprana errónea, de tal forma que al no detectarse el virus, quien se realiza la prueba puede realmente estar contagiado y no atenderse de manera oportuna.

En los laboratorios se pudo observar que hay tres tipos de pruebas. La más cara es la “PCR en tiempo real” y detecta la presencia del virus que provoca la enfermedad Covid-19.

Se toma a través de una muestra de exudado nasofaríngeo y la detección se realiza en un promedio de 92 horas. Esta prueba se realiza en pacientes que presentan síntomas activos de Covid-19 y ofrece un diagnóstico preciso de la enfermedad al momento. Su costo oscila entre 950 y 3 mil pesos, dependiendo del lugar donde se practique.

Otra de las pruebas que se encontró en los laboratorios es la llamada “Prueba de antígenos Covid-19”, que detecta las proteínas del virus, llamadas “antígenos”, con mayor rapidez. De acuerdo con la información proporcionada, se practica en pacientes que buscan confirmar si sus síntomas son sinónimo de contagio. Al igual que la prueba PCR, se practica a través de una muestra de exudado nasofaríngeo, que detecta los antígenos del virus en un promedio de dos horas, pero lo óptimo es practicarla en los primeros siete días que se presentan los síntomas sospechosos de Covid-19. Se llega a conseguir en un precio de 260 pesos y hasta 500 pesos, dependiendo el lugar donde se practique.

La de menor costo (200 a 300 pesos) que se ofrece en laboratorios es la muestra de anticuerpos Anti-SARS-CoV2, que indica si la persona estuvo contagiada en algún momento, por lo que se practica en personas que tuvieron o nunca han tenido síntomas de Covid-19. Ésta se hace a partir de una muestra de sangre y se puede obtener el resultado en 48 horas.

Aunque la pandemia del Covid-19 se detectó hace un año en el estado de Chihuahua, con el paso de los meses se ha tenido variación en los casos confirmados y aunque la cantidad de muestras que se toman varían, la mayor parte se hace por medio de laboratorios particulares.

“Prefiero pagar”

En un recorrido por la ciudad se pudo constatar que algunas personas acuden a los laboratorios particulares enviados por las empresas en que laboran, pero otros ciudadanos aseguran que prefieren pagar por la prueba que esperar a que su servicio médico la autorice.

Marina acudió ayer a Salud Digna, donde una prueba PCR le costó poco más de 950 pesos, y es uno de los más económicos que se encuentran en la ciudad.

“Pregunté en varios, pero en unos me salía en más de tres mil pesos, así son todos los análisis, son más caros en un lugar que en otro”, afirmó.

Marina tiene servicio médico en el Issste, pero señaló que sólo se les recibe y se da medicamento, pues al no llevar toda la sintomatología de la enfermedad Covid-19, no se le considera un caso “emergente” para hacerle la prueba.

Marina señaló que ha presentado síntomas de Covid-19 desde hace cinco días, pero al acudir al servicio médico se le suministró paracetamol, ya que al no presentar todos los síntomas de la enfermedad, no fue candidata a que se le enviara a practicar la prueba.

Añadió que su interés por practicarse la prueba no es simple capricho, sin embargo hasta no saber si está contagiada, señaló, puede salir de casa, “yo creo es cosa de responsabilidad, y como a mí no me gustaría que me contagiaran, yo no quiero ir a contagiar”, abundó.

Dijo que sabe de personas que esperan más de diez días para que se les autorice la prueba PCR, pero siempre y cuando se cuente con varios síntomas. “Se entiende, yo en mi caso nomás traigo dolor de cabeza y poca fiebre, y habrá gente que sí llegue muy mal, pero igual yo tengo que estar segura y pagar es la única manera”, señaló.

Muestras

*Laboratorios privados: 51,488

*Pruebas Laboratorio Estatal: 36,850

*Laboratorios IMSS: 14,137

Total: 102,475

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *