TRES SEMANAS DESPUÉS, PROFEPA ATIENDE ECOCIDIO EN HOLBOX

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), acudió a la Isla Grande de Holbox, tres semanas después de que el Grupo Ecologista del Mayab (Gema) presentó una denuncia por tala de cuatro especies de manglar para la construcción ilegal de un camino bautizado como el “kilómetro de la impunidad”.

Los inspectores de la Profepa colocaron el miércoles sellos de clausura en la obra que viola la legislación ambiental, tratados internacionales y el plan de manejo del Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam.

El Artículo 60 TER de la Ley General de Vida Silvestre establece que queda prohibida la remoción, relleno, transplante, poda o cualquier obra o actividad que afecte de manera directa o indirecta al mangle.

De acuerdo con Gema, la tardía respuesta de la autoridad ambiental provocó un «ecocidio» en la zona virgen de Holbox, donde se realizó el desmonte del manglar, para abrir un sendero hacia el río Kuka, donde particulares quieren rellenar ilegalmente humedales para establecer eventualmente desarrollos turísticos, en el hábitat de al menos 30 especies protegidas por la Norma Oficial Mexicana 059.

Cuando los inspectores federales llegaron al sitio, ya no encontraron a los trabajadores ni la maquinaria pesada contratada para abrir brecha, infringiendo abiertamente el Código Penal Federal, que establece una pena de hasta 10 años de prisión y el equivalente a tres mil días multa, a quien ilícitamente: dañe, deseque o rellene humedales, manglares, lagunas, esteros o pantanos. 

La Profepa instauró el procedimiento administrativo PFPA/293/2C27.5/0015-2/007 y se espera que presente una denuncia penal ante el Ministerio Público Federal contra quienes resulten responsables por presuntos delitos contra la biodiversidad.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *