EU AGREGA 916 MIL PUESTOS DE TRABAJO EN MARZO

El repunte de los empleos en Estados Unidos se aceleró el mes pasado, impulsado por el ritmo rápido de las vacunas y una nueva inyección de ayuda federal.

Los empleadores agregaron 916 mil puestos de trabajo en marzo, frente a los 416 mil de febrero y la mayor cantidad desde agosto, dijo este viernes el Departamento de Trabajo. La tasa de desempleo cayó al 6 por ciento, frente al 6.2 por ciento de febrero.

El informe se produjo un año después de que la pandemia abriera un agujero en el mercado laboral estadounidense. La economía de Estados Unidos perdió 1.7 millones de puestos de trabajo en marzo de 2020 y más de 20 millones en abril, cuando la tasa de desempleo alcanzó un máximo de casi el 15 por ciento.

El mercado laboral se recuperó rápidamente al principio, pero el progreso comenzó a ralentizarse a medida que aumentaban los casos de virus y los estados volvían a imponer restricciones a las empresas. Durante el invierno, la recuperación se estancó y los empleadores recortaron más de 300 mil puestos de trabajo en diciembre.

Los economistas dijeron que los últimos datos marcaron un punto de inflexión. El mes pasado fue el tercer mes consecutivo de contratación acelerada, y es probable que se obtengan ganancias aún mayores en los próximos meses. Los datos de marzo se recopilaron a principios de mes, antes de que la mayoría de los estados ampliaran el acceso a las vacunas y antes de que la mayoría de los estadounidenses comenzaran a recibir cheques de mil 400 dólares del gobierno federal como parte del paquete de ayuda más reciente.

«La marea está cambiando», dijo Michelle Meyer, economista en jefe de Bank of America en Estados Unidos. El informe, dijo, «reafirma esta idea de que la economía se está acelerando significativamente en la primavera».

Estados Unidos todavía tiene millones de empleos menos que antes de la pandemia. Incluso si los empleadores siguieran contratando al ritmo que lo hicieron en marzo, tomaría meses llenar el vacío. Y el virus sigue siendo un riesgo. Los casos de coronavirus están aumentando nuevamente en gran parte del país a medida que los estados han comenzado a aliviar las restricciones. Si esa tendencia se convierte en una nueva ola de infecciones en toda regla, podría obligar a algunos estados a dar marcha atrás, impidiendo la recuperación.

Pero pocos economistas esperan una repetición del invierno, cuando un aumento en los casos de Covid-19 hizo retroceder la recuperación. Más de una cuarta parte de los adultos estadounidenses han recibido al menos una dosis de alguna vacuna contra el coronavirus, y más de dos millones de personas al día están siendo vacunadas. Eso debería permitir que la actividad económica continúe recuperándose.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *