PASEÑO ES ATROPELLADO Y MUERTO; SOLO FUE POR REFACCIONES A JUÁREZ

La falla mecánica de su camioneta provocó que Rodolfo Velázquez Escárcega se trasladara ayer de El Paso a Juárez para comprar aquí las refacciones. Nacido en Estados Unidos, el hombre de 79 años conocía las calles de la ciudad y a temprana hora se despidió de su esposa para cruzar el puente internacional y surtir las piezas que necesitaba para la reparación.

Ya en Juárez, detuvo su unidad y descendió frente a la refaccionaria ubicada en el cruce de la avenida Carlos Amaya y Tzetzales, de la colonia Azteca.

Testigos refieren que dos vehículos pasaron por esa vialidad a exceso de velocidad y el conductor de un auto negro impactó a Rodolfo y lo mató.

Su cuerpo fue impulsado varios metros y cayó sobre el pavimento caliente donde respiró con dificultad.

El guiador aceleró la unidad y se retiró a toda prisa del sitio sin prestarle auxilio a la víctima que quedó sobre la vía pública y segundos después murió sin recibir atención médica. 

El cuerpo permaneció ahí casi una hora, justo enfrente de la parroquia San Martín de Porres, testigo mudo del séptimo accidente mortal que se registra este año y en el que el probable responsable omite el deber de auxilio para huir del lugar, indican los datos oficiales de Seguridad Vial.

Entre 10 y 11 de la mañana sus nietos recibieron la llamada en la cual les avisaban el deceso de su abuelo y la necesidad de comunicarle la noticia a la esposa de la víctima.

Indignado por la forma en que su abuelo murió, Yahir Velázquez se ha dado a la tarea de localizar a los testigos de los hechos para recabar más información sobre las características del auto a través de la red social Facebook.

Su publicación ha sido compartida más de 800 veces y los usuarios han aportado algunos datos con el objetivo de localizar al responsable del mortal accidente. También enviaron fotografías del accidente.

Adriana Márquez, pareja sentimental de Yahir, consideró que “los conductores que son capaces de darse a la fuga aun sabiendo el delito que cometieron, no deben de estar en las calles. Ahora fue él pero mañana pueden ser más personas y ese tipo de conductores no deber de estar libres; sólo queremos que esta muerte no quede impune y se haga justicia”.

El cuerpo de Rodolfo Velázquez será velado a partir de este martes y la familia solicita la colaboración de la ciudadanía para lograr ubicar al guiador responsable.

“Venían jugando carreras y por imprudente provocó la muerte de una persona que tenía aún mucho por vivir”, aseguró Márquez.

En Chihuahua los delitos imprudenciales se sancionan con una penalidad de seis meses a cinco años de cárcel, multa de hasta 80 salarios mínimos, indica el artículo 73 del Código Penal del Estado. En el caso de homicidio imprudencial el artículo 138 refiere que “cuando el homicidio o las lesiones se cometan imprudencialmente con motivo del tránsito de vehículos, se impondrá una mitad más de las penas previstas en el artículo 73, en los casos donde el conductor maneje intoxicado o no auxilie a la víctima del delito y se dé a la fuga.

José Luis Sánchez, vocero de Seguridad Vial, dijo que en el presente año siete personas han fallecido en hechos de tránsito y el conductor o conductora huyó sin prestar auxilio a la víctima. 

Alejandro Ruvalcaba Valadez, portavoz de la Fiscalía de Distrito Norte, dijo que el Ministerio Público inició ayer la carpeta de investigación en torno a este deceso.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *