CHAMPIONS…CHELSEA VENCIÓ A REAL MADRID Y SE INSTALÓ EN LA FINAL

Los Blues derrotaron 2-0 a los merengues y disputarán la Orejona ante el Manchester City

El Real Madrid despertó de manera brusca de su sueño europeo en una fría noche londinense y deberá esperar otro año para levantar la decimocuarta, después de que el Chelsea lo superara con tanta rotundidad por 2-0 en la Vuelta de las Semifinales de la UEFA Champions League ante el Manchester City, tras mostrar una clara superioridad ante el en el partido de vuelta de las semifinales, con goles de Timo Werner y Mason Mount (2-0).

Un gol de cabeza de Timo Werner, no siempre acertado pero indetectable para la defensa blanca, y otro de la joya inglesa Mason Mount mandaron al Chelsea a un escenario que no pisa desde 2012, cuando ganó en los penaltis contra el Bayern Munich. Allí le espera ya el Manchester City de Pep Guardiola. Habrá Final inglesa, una nueva muestra de la hegemonía europea de los clubes de la Premier League. El Real Madrid, por su lado, deberá concentrar lo que le quede de sus energías en conquistar una Liga española que todavía tiene al alcance de su mano.

Los primeros minutos transcurrieron con el parsimonioso control blanco, que solo rompían los robos de los ingleses en zonas calientes. Tras su demostración de la ida en Valdebebas, N’Golo Kanté volvió a evidenciar que bajo Tuchel ha resucitado para convertirse en uno de los grandes centrocampistas totales del futbol.

Su jugada rompiendo líneas para habilitar a Kai Havertz en el primer gol merece ser repetida mil veces. Solo ante Courtois y con la clase que le sobra, el delantero alemán elevó la pelota por encima de Courtois. El balón podía haber ido dentro o fuera, pero quiso golpear el larguero. Mientras Militao se quedaba mirando, pasivo, la pelota, Werner corrió como un diablo a pescar el rechace para empujarlo con la cabeza adentro de la portería. Lo llaman hambre.

Pese a todo, gozó el Madrid de dos grandes ocasiones de la mano de Benzema, que fueron desbaratadas con brillantez por Edouard Mendy.

En ocasiones el larguero, como en una acción de Havertz en el minuto 59, en otras Courtois, y en otras la defensa, como en un corte providencial de Valverde ante Kanté, impidieron que llegase el segundo gol local. No hallaba el Madrid ningún asidero. Tampoco los cambios lo mejoraron. Con un centro del campo absolutamente desbordado y una exhibición táctica de Tuchel, el segundo gol, obra de Mason tras un nuevo robo de Kanté, cerró la discusión.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *