`INMUNIDAD DE REBAÑO´, META CASI IMPOSIBLE

A inicios de la pandemia, cuando las vacunas contra Covid-19 eran tan sólo un destello en el horizonte, el término “inmunidad de rebaño” llegó a ser el significado del desenlace: el punto en el que habría tantos estadounidenses protegidos en contra del virus que íbamos a poder deshacernos del patógeno y recuperar nuestras vidas.

Ahora, más de la mitad de los adultos de Estados Unidos han sido inoculados con al menos una dosis. Sin embargo, las tasas de vacunación diaria están cayendo y entre los científicos y los expertos en salud pública hay un consenso generalizado: no es posible alcanzar el umbral de la inmunidad de rebaño, al menos no en el futuro próximo, y tal vez nunca.

 

En cambio, están llegando a la conclusión de que, en vez de que el virus se vaya como se había prometido desde hace mucho tiempo, lo más probable es que se vuelva una amenaza manejable que seguirá circulando en Estados Unidos en los años por venir y continuará provocando hospitalizaciones y muertes, pero en una menor escala.

El Paso no es la excepción: desde que las vacunas llegaron, la esperanza de alcanzar la “inmunidad de rebaño” o la “inmunidad colectiva”, pintaba para ser en un futuro muy próximo debido a la buena respuesta histórica que ha tenido el Condado con respecto a cualquier tipo de vacunación.

La caída en la última semana de la demanda a nivel local, ha cambiado el panorama al grado que la Ciudad de El Paso no recibió ningún cargamento de primeras dosis de la vacuna anti-Covid en los últimos días debido a que no era necesario.

Únicamente se recibieron lotes de la segunda dosis, porque esta semana prácticamente se desplomaron las solicitudes. 

Ante esta situación, las autoridades de Salud de El Paso se han visto forzadas a cambiar los métodos para alcanzar a la comunidad hasta tener la cifra mágica de un 75 por ciento de la población adulta vacunada.

El doctor Héctor Ocaranza, Autoridad de Salud de la Ciudad y el Condado, aseguró que, aunque la respuesta ha ido en disminución, continuarán redoblando los esfuerzos para llevar la vacuna a todos los paseños, y “convencer” a aquellos que se rehúsan a aplicársela.

“Hemos visto una reducción en la tasa de vacunación en las personas. En todo el estado de Texas, cada año es muy variable la aceptación de la comunidad con las vacunas y, por esta misma razón, hay muchas personas que ya completaron el esquema de vacunación y muchos grupos de personas que definitivamente no aceptan la vacuna”, dijo Ocaranza en conferencia de prensa.

“En El Paso, históricamente hemos visto que es una ciudad y una zona metropolitana con mayor aceptación a las vacunas. Sin embargo, tenemos confianza en la gente y en nuestra comunidad de que vamos a seguir avanzando en esta campaña de vacunación masiva contra Covid-19 para alcanzar la inmunidad colectiva”, aseguró.

Mario D’Agostino, jefe del Departamento de Bomberos, dijo que hasta el momento, el 43.10 por ciento de la comunidad de mayores de 16 años, han completado el esquema de vacunación, mientras que el 63.11 por ciento sólo se han administrado una dosis.

Por su parte, el porcentaje de adultos mayores de 65 años que ya han completado el esquema de vacunación corresponde al 73 por ciento, mientras que el 87.52 por ciento de los adultos mayores 65, se han aplicado al menos una dosis.

Ocaranza dijo que, debido a la situación, las estrategias de vacunación han cambiado con el único fin de llegar al mayor número de personas posibles para que tengan acceso a la inmunización.

“Tenemos varias estrategias que han ido cambiando para dar la vacuna y hacer que la vacunación sea más accesible. Sobre todo, cuando las personas tienen problemas de movilidad y que no solamente es ‘no aceptar la vacuna’”, añadió.

“Sabemos hay un poco de resistencia a las vacunas, especialmente en adultos jóvenes pero estamos tratando de resolver y darles información correcta, fidedigna y de alta reputación para contrarrestar la desinformación que principalmente está en las redes sociales”, señaló la autoridad de Salud.  

Ocaranza dijo que se ha visto una reducción en la demanda de la vacuna por parte de los proveedores y de la comunidad en general, pero continuarán llevando la vacuna a todo El Paso.

“Esto no significa que vamos a dejar de redoblar nuestros esfuerzos para llevar la vacuna a todos aquellos que lo desean y convencer a aquellos que tienen dudas de la efectividad de la vacuna”, insistió.

“Muchas de las dudas que hay en relación a la vacuna surgen con respecto a la efectividad y a la seguridad. Muchos adultos jóvenes son los que tienen un poco más de precaución y han decidido esperarse un poco más”, dijo Ocaranza.

“Sin embargo, nosotros queremos seguir invitando a todas esas personas que aún no se vacunan y próximamente vamos a administrar la vacuna a los menores de edad de 12 años en adelante. Esperemos que para ese entonces los padres de familia traigan a sus hijos a vacunar y también ellos se vacunen si no lo han hecho”, finalizó. 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *