ESTUDIO: UNA TERCERA PARTE DE HOSPITALIZADOS POR COVID SUFREN SECUELAS POR UN AÑO

Los investigadores institución señalaron que aún persiste la preocupación de que algunos órganos, incluidos los pulmones, puedan tener un deterioro a largo plazo después de la infección con el virus SARS-CoV-2.

La investigación, publicada en la prestigiosa revista médica The Lancet, realizó un un seguimiento de seis, nueve y 12 meses a 83 pacientes ingresados por COVID-19 grave en el Hospital Renmin de la Universidad de Wuhan, China.

Los pacientes con enfermedades crónicas o antecedentes de tabaquismo fueron excluidos, al igual que las personas que requirieron intubación y ventilación mecánica, debido a la posibilidad de que las consecuencias de la ventilación mecánica influyan en los factores investigados.

Aunque la mayoría de los pacientes se observó una mejoría temporal en la fisiología pulmonar, indicaron que en un tercio de los enfermos persistieron anomalías fisiológicas y radiográficas a los 12 meses después de la alta.

Estos pacientes presentaron una reducción de la función pulmonar, particularmente en la eficacia con la que el oxígeno se transfiere de los pulmones a la sangre.

Además, «las mujeres tienen un riesgo más alto que los hombres de deterioro persistente de la difusión pulmonar», explicaron.

Aún con estos hallazgos, los investigadores aseguraron que se necesitan más estudios a largo plazo para confirmar los resultados, además de que no se sabe lo que ocurre con los pacientes después de 12 meses.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *