COMPLEJO DE VIGILANCIA ESPACIAL RUSO OKNÓ-M DETECTA «UN AUMENTO DE LA ACTIVIDAD ESPACIAL»

El complejo óptico-electrónico ruso Oknó-M, ubicado en las montañas de Sanglok, en Tayikistán, registró en los primeros cuatro meses de este año «un aumento de la actividad espacial», en concreto, alrededor de 30.000 objetos espaciales, unos 5.000 más que en el mismo período de 2020, informa el Ministerio de Defensa de Rusia.

Según se detalla, la estación puede observar objetos del tamaño de una pelota de tenis a distancias de entre 120 y 50.000 kilómetros. Desde que empezó a funcionar en 1999, ha descubierto más de 7.500 objetos de la órbita alta previamente desconocidos y ha controlado la puesta a la órbita de alrededor de 800 aparatos espaciales.

El funcionamiento del complejo está totalmente automatizado y puede realizarse sin operadores humanos. Una característica de Oknó-M es que para detectar objetos aprovecha el reflejo de la luz solar.

En 2018, las instalaciones de Oknó-M fueron escenario de un episodio del programa ‘¡Bienvenidos al Ejército!’, de RT. En él, Pável Senin y Anna Nedelko muestran el complejo de cerca y cuentan la historia de creación del sistema, que tiene tintes de película de espías de Hollywood. Pueden ver el programa en nuestro canal de YouTube.

 
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *