EN AUSTIN PROTESTAN CONTRA RESTRICCIONES AL VOTO

Un día después de que la Cámara de Representantes de Texas votara para dificultar la votación en un estado que ya tiene algunas de las leyes de votación más restrictivas de la nación, los principales demócratas y cientos de simpatizantes se reunieron afuera del Capitolio estatal el sábado para protestar contra la legislación que avanza hacia la aprobación en la Legislatura liderada por los republicanos.

“Este es el mayor ataque a nuestra democracia, no sólo en nuestra vida, sino quizás en la vida de esta misma democracia”, dijo el ex representante Beto O’Rourke, quien fue candidato demócrata en las primarias presidenciales de 2020.

Al paseño se le unió un segundo ex aspirante presidencial demócrata, Julián Castro, ex alcalde de San Antonio.

La manifestación del sábado se produjo un día después de que la Cámara de Representantes del estado votara, 78-64, para aprobar el Proyecto de Ley del Senado 7, que los opositores continuaron atacando como un asalto a los derechos de voto a pesar de una serie de modificaciones agregadas por los demócratas. 

La iniciativa ahora regresa al Senado estatal, donde los representantes de las dos cámaras se reunirán en un comité de conferencia para resolver las diferencias entre las dos versiones en las últimas tres semanas de la sesión.

O’Rourke, citando lo que describió como “un momento de desesperación”, recordó a la multitud que los proyectos de ley de Texas se encuentran entre más de 360 medidas respaldadas por los republicanos que se están considerando o han sido promulgadas en las legislaturas de todo el país que limitarían el derecho a votar.

Castro, quien fue secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano en la administración de Obama, dijo que las medidas de votación subrayaron un lema republicano: “Si no puedes vencerlos, engáñalos”.

“Estamos aquí hoy para decir que no”, agregó Castro. “No lo toleraremos”.

O’Rourke y Castro fueron los cabezas de cartel entre casi una docena de oradores que se presentaron ante hasta 500 espectadores en lo que se describió como la reunión más grande fuera del Capitolio estatal durante la sesión legislativa de este año.

Owen Shroyer, en representación del sitio web conservador Infowars, se insertó de manera prominente al frente de la multitud, agarrando un micrófono y gritando con frecuencia comentarios perturbadores a los oradores.

El tema de la votación se ha convertido en uno de los elementos más polémicos en una sesión que presenta una serie de otros temas candentes que incluyen mayores restricciones al aborto, permitir portar armas sin licencia y restringir los derechos de las personas transgénero. El gobernador Greg Abbott ha descrito los proyectos de ley de votantes como legislación de “emergencia” necesaria para garantizar la integridad en el sistema electoral y combatir el fraude electoral, aunque él y otros republicanos han reconocido que ha habido una mínima evidencia de fraude en las recientes elecciones de Texas.

Los críticos han atacado las medidas de los votantes como comparables a los abusos de Jim Crow, una era en la que la estructura de poder político blanco en Texas y otros estados del Sur utilizó tácticas como el impuesto electoral ahora inconstitucional y las pruebas de alfabetización para perpetuar la segregación y reprimir a los votantes minoritarios.

Los miembros de la Cámara aprobaron el Proyecto de Ley del Senado 7 a las 3 a.m. del viernes y lo enviaron al Senado para resolver las diferencias entre las dos cámaras antes del aplazamiento del 31 de mayo. Antes de la votación final del viernes, los líderes republicanos de la Cámara de Representantes aceptaron una serie de enmiendas, como la reducción de las sanciones penales propuestas en una versión anterior del proyecto de ley por varias infracciones cometidas por funcionarios electorales, incluida la remoción no autorizada de un observador electoral.

Durante la discusión legislativa, el representante estatal Rafael Anchía, un demócrata, cuestionó a la representante estatal Briscoe Cain, presidenta republicana del Comité de Elecciones de la Cámara, sobre el uso de la frase “pureza de las urnas” en la legislación. La frase se usó en la Constitución de Texas y durante la era de Jim Crow como base para excluir a los residentes afroamericanos de las primarias de blancos. La frase fue eliminada del proyecto de ley.

Los demócratas dijeron que el proyecto de ley todavía contiene disposiciones inaceptables que podrían obstaculizar la votación entre las minorías, las personas mayores y los residentes urbanos que intentan evitar largas filas para votar. Una disposición prohíbe a los condados distribuir boletas por correo no solicitadas a los votantes, lo que impediría que se repita una iniciativa del Condado de Harris que generó una feroz oposición de los funcionarios republicanos.

La comunidad empresarial de Texas, que inicialmente permaneció en gran parte en silencio, también ha intensificado su oposición, con más de 200 empresas advirtiendo que las medidas podrían restringir el acceso de los votantes y socavar la economía de Texas. Desde entonces, American Airlines y Dell Technologies, las primeras en oponerse a los proyectos de ley, se han sumado a otras compañías como Microsoft, Hewlett-Packard, Etsy, Patagonia, Warby Parker y Gearbox.

Un tema recurrente a lo largo de la manifestación que duró una hora y media fue que la pelea no había terminado a pesar de que la sesión se acercaba al cierre y los republicanos llevaban la delantera. El representante Chris Turner, líder demócrata en la Cámara, dijo que los republicanos pueden contar con acciones legales si los demócratas no pueden bloquear los proyectos de ley en la Legislatura.

“Los veremos en la Corte”, dijo.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *