SE DESPLOMA CRECIMIENTO POBLACIONAL EN EL PASO

La población del Condado de El Paso se incrementó un poco más del 5 por ciento en la última década, una tasa de crecimiento históricamente lenta que podría tener implicaciones políticas y financieras en los próximos años, según las nuevas estimaciones de población de la Oficina del Censo.

El Paso tenía una población estimada de 841 mil 286 al 1 de julio de 2020, frente a 800 mil 647 el 1 de abril de 2010. La tasa de crecimiento del 5.1 por ciento es la más lenta, con mucho, que El Paso ha experimentado desde el período de 1930 a 1940, los años de la Gran Depresión.

Las últimas cifras son estimaciones de la Oficina del Censo publicadas el 5 de mayo y no resultados oficiales del censo de 2020, que se publicarán a finales de este año. La Oficina del Censo utiliza una serie de fuentes de datos disponibles públicamente para calcular las estimaciones cada año.

La precisión de las estimaciones de población del condado no se conocerá hasta que se publiquen los datos de redistribución de distritos del censo de 2020, que actualmente está programado para agosto. Pero la población estimada de Texas publicada la semana pasada, 29 millones 360 mil 759, fue menos del 1 por ciento más alta que la cifra oficial de población estatal de 2020 publicada por la Oficina del Censo el 26 de abril.

El Paso creció más lentamente que otros condados de Texas que tenían más de 500 mil habitantes en el momento del censo de 2010. De hecho, todos los otros grandes condados de Texas crecieron al menos dos veces más rápido que El Paso.

Después del censo de 2010, El Paso fue el sexto condado más poblado de Texas. En las últimas estimaciones de población de la Oficina del Censo, el Condado de El Paso tenía la novena población más grande de Texas, superada por los condados de Denton y Collin en el área metropolitana de Dallas-Fort Worth y el Condado de Hidalgo en el Valle del Río Grande. El décimo condado más grande, Fort Bend en el área de Houston, tenía sólo mil 580 residentes menos que El Paso en las estimaciones.

El crecimiento del Condado de El Paso en relación con el resto del estado tendrá grandes impactos en los próximos años. Las estimaciones de población del censo se utilizan para asignar cientos de miles de millones de dólares en fondos federales. Las cifras finales de población del censo a finales de este año se utilizarán para volver a trazar los límites legislativos y del Congreso.

Debido a que los datos se publicarán tarde, la Legislatura de Texas tendrá que abordar la redistribución de distritos durante una sesión legislativa especial en Austin después de que finalice la sesión regular actual el Día de los Caídos (Memorial Day).

Después del censo de 2010, la población de El Paso fue suficiente para calificar para 1.15 de los 36 escaños de Texas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Usando las nuevas estimaciones de población, El Paso calificará para 1.1 de los 38 escaños de la Cámara de Representantes del estado luego de la redistribución de 2020.

Durante la última década, El Paso se ha incluido en dos distritos del Congreso: el 16, que incluye la mayor parte del Condado de El Paso, y el 23, que incluye partes del extremo oriente del Condado de El Paso y se extiende hasta San Antonio. Después de la redistribución de distritos a finales de este año, una porción más grande de El Paso estará en el Distrito 16 del Congreso, y la parte que no lo esté comprenderá una porción significativamente más pequeña de otro distrito del Congreso que nuestra influencia anterior en el 23.

El mayor impacto político del lento crecimiento de la población de El Paso probablemente estará en el rediseño de los límites de los distritos legislativos estatales.

Después del censo de 2010, El Paso tenía suficiente población del estado para reclamar cinco de los 150 escaños en la Cámara de Representantes de Texas y para comprender el 98 por ciento de uno de los 31 escaños del Senado de Texas.

Según las últimas estimaciones de población, el Condado de El Paso tendrá derecho a 4.3 de los 150 escaños en la Cámara de Texas y al 89 por ciento de un escaño en los 31 miembros del Senado de Texas. Eso significa que El Paso podría tener una influencia significativamente menor en la Legislatura a partir de la próxima sesión en 2023.

Una variedad de factores contribuyeron a la disminución de la tasa de crecimiento de El Paso, que fue un tercio de la tasa de la década anterior.

Una tasa de natalidad más lenta llevó a una disminución del 29 por ciento en el “cambio natural”, que es la diferencia entre nacimientos y muertes, en comparación con la década anterior. Y la migración internacional neta, la diferencia entre quienes se mudan hacia y desde El Paso y otro país, se redujo en un 52 por ciento durante la última década.

Pero el mayor impulsor es lo que se conoce como “migración interna neta”. Esa es la diferencia entre las personas que se mudan a El Paso desde otro condado de Estados Unidos y las que se mudan de aquí a otro destino del país.

El Paso tuvo una pérdida neta de más de 55 mil personas en el movimiento entre comunidades estadounidenses en la última década, un aumento de más del 11 por ciento desde el período de 2000 a 2010.

Entre los condados de los Estados Unidos continentales al Oeste del río Mississippi que tenían más de 500 mil personas en el censo de 2010, sólo cinco tuvieron pérdidas más altas que El Paso en migración nacional neta: los condados de Los Ángeles, Santa Clara y Orange en California; y los condados de Dallas y Harris en Texas. 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *